AVISO. Por la naturaleza de los trabajos de este blog, el argumento e incluso el final de las peliculas son generalmente revelados.

domingo, 13 de agosto de 2017

SUEÑOS (DREAMS, Akira Kurosawa, 1990). SUEÑO 6. El Monte Fuji en rojo y la gran crisis de Kurosawa.


El sexto y séptimo sueños los veo muy relacionados. Como se ha dicho en muchas ocasiones con estos dos sueños, su lectura literal los relaciona con el peligro de la utilización de la energía atómica. Pero hablando de sueños, lo demasiado literal nunca se suele ajustar al mensaje que llevan para el soñante, pues tenemos que partir de la base de que el sueño, como metáfora, no dice exactamente lo que sus imágenes parecen sugerir. Como símbolos nos están hablando de cosas distintas más relacionadas con la psique del soñante.

I. EL MONTE FUJI EN ROJO.

- Primera escena.

El Monte Fuji en rojo parte de una escena primera espectacular:

Vemos a la gente corriendo y huyendo desesperada, y al protagonista del sueño preguntando qué ocurre, qué ha pasado. Al fondo vemos entonces el monte Fuji, y como tras él se suceden distintas explosiones. El protagonista cree que el Fuji ha entrado en erupción, pero una mujer que va con sus hijos pequeños le dice: "Mucho peor que esto. ¿No sabe qué esta pasando? Se trata de la Central Nuclear, está ardiendo". Otro hombre bien entrajado añade: "Tiene seis reactores atómicos. Mucho me temo que van a empezar a explotar una tras otro". Poco a poco vemos como el cono superior del Fuji va enrojeciendo, y como parece que empieza a fundirse... La gente aterrada arranca en su huida. El hombre entrajado dice: "Japón es pequeño. No podremos huir". A lo que la joven madre le responde: "Todo el mundo sabe que de nada sirve huir. Pero si no podemos huir que otra cosa podemos hacer. Mientras se ve a las gentes corriendo y huyendo la imagen se alterna con la del fuji cada vez más rojo hasta llegar a estar totalmente incandescente...

Los protagonistas del sueño.

- Segunda escena.

La segunda escena empieza con otra imagen impactante. Una playa toda llena de objetos abandonados (bicicletas, coches de bebé, maletas, cascos, etc.). La cámara va avanzando entre este caos hasta que vemos a los protagonistas del sueño detrás del mar que presenta una fuerte marejadilla. La joven madre dice que no hay a dónde ir, mientras el joven protagonista se pregunta dónde están todos, a dónde han ido...


El hombre entrajado responde: "Están todos en el fondo del mar... Aquello son delfines, incluso ellos intentan huir". La joven dice que afortunados ellos que pueden escapar. Pero el hombre entrajado dice que da igual, que pronto les alcanzará la radoiactividad. Sigue entonces una descripción, por parte del hombre entrajado del significado de las nubes de colores... Cada una de ellas indica la presencia de un elemento radiactivo, a la vez que describe que efecto producen: cáncer, leucemia, alteración de los genes... Ante la desesperación de la madre el hombre sigue diciendo: "El hombre es un auténtico estúpido. Uno de los problemas de la radioactividad es que no podía verse. Que hemos conseguido con eso: únicamente saber lo que te ha matado. Cuando el ángel de la muerte aparece, qué importa ya". El hombre entrajado se despide entonces para irse hacia el mar. El protagonista se lo impide diciéndole que algo debe poder hacerse, a lo que el hombre responde negativamente. La joven estalla entonces, preguntando que será de los niños que aun no han podido tener una vida, acusando a todos aquellos que han llevado el desastre, a lo que el hombre entrajado le responde que la radioactividad se ocupará de ellos... y finalmente, que él mismo es uno de ellos.

El sueño acaba con el protagonista intentando apartar las nubes radiactivas de la joven madre y sus hijos, mientras el hombre entrajado y ha desaparecido en el mar.



II. DESARROLLO DEL SUEÑO

- Reflexiones iniciales.

Un aspecto que me parece interesante resaltar sobre el monte Fuji, relacionado con su simbología como espacio sagrado, y para nosotros como elemento del sueño, es el ritual del Goraiko o "llegada de la luz", un momento muy especial para los japoneses en relación a la salida del sol que va acompañado de un especial significado: "el Goraiko representa un momento de renovación y renacimiento espiritual que se presenta como recompensa al esfuerzo físico y mental de quienes lograron alcanzar la cima de tan alta montaña a tiempo para presenciarlo". [1]

Por otro lado, la radioactividad, definida como esa muerte que no se ve, y que se caracteriza por la destrucción masiva de los tejidos y su degeneración en formas cancerígenas mortales, tiene su origen en la tecnología humana de las centrales nucleares. Cuando se produjo el accidente de la central nuclear de Fukushima, muchos recordamos este sueño de Kurosawa. La radioactividad empieza actuando silenciosamente hasta que, de pronto, empiezan a manifestarse los síntomas. Algo parecido ocurre con la depresión. La psique, como la central nuclear, empieza a desestabilizarse y a manifestarse silenciosamente hasta que, de repente, sus síntomas se empiezan a enfatizar y estallan imparablemente.

Uno de los aspectos que me parecen interesantes del sueño es la representación de la imposibilidad de escape. El no hay salida. Esta encrucijada entre morir por la radioactividad o morir lanzándose al mar y ahogándose. Ese sin salida suele ser una característica de la psique angustiada prólogo de las depresiones.

Y, finalmente, tenemos los personajes del sueño: el que podemos suponer como el yo del sueño, el joven, la joven madre con los dos niños y el hombre entrajado. Respecto al joven le vemos como alguien que parece no enterarse muy bien de lo que sucede, con un cierto desconocimiento de la situación, es como si de repente apareciera por allí - como ocurre, en ocasiones, en lo sueños -. La joven madre aparece como la protectora de sus hijos, de los niños y, no obstante, ellos aparecen como la imposibilidad de futuro. Y, finalmente, el hombre entrajado aparece como aquel que tiene que ver con lo sucedido, el tipo de hombre que da garantías y seguridades sobre aquello que no puede darlo. El hombre sobre el que priman los intereses y los resultados,  más allá de los riesgos y las consecuencias.

- Análisis del sueño.

A mi entender, el punto fundamental del sueño está en su "sin salida", o radioactividad o morir entregándose al mar. Las situaciones que suelen llevar a cierto tipo de depresiones tienen que ver mucho con la percepción de situaciones vitales que parecen no tener salida. Kurosawa no fue precisamente "profeta en su tierra", siempre tuvo problemas en Japón, pero su experiencia americana en Hollywood desembocó en uno de sus peores infiernos. Esta situación de encrucijada "entre la radioactividad o el mar" tuvo quizá su más amplio eco cuando a su fracaso en América le siguió el fracaso en Japón. Veamos como lo describe Toshiro Kurosawa:

A partir de entonces llegan los años terribles en la vida de Kurosawa: viaja a Hollywood y trabaja en algunos proyectos: presenta el guión de "El tren del infierno", que no vería luz hasta 1985 bajo la dirección de Andrej Konchalowsky; después le proponen rodar un western épico sobre la vida del general Custer con Toshiro Mifune como Toro sentado, a lo cual se niega rotundamente. Por último participa en el guión y el rodaje de "Tora, tora, tora", del cual es despedido a los pocos días por el jefe del estudio, Darryl Zanuck, que lo consideraba como un completo chalado por sus pretensiones y métodos.

Tras ser despedido, sin que ninguno de sus proyectos viera luz, regresó a su país para rodar la más amarga de sus cintas, y la primera en color, "Dodeskaden" (1970) sobre unos relatos de Shugoro Yamamoto. Para poder financiarla, tras la quiebra de Kurosawa Productions, tuvo que montar otra productora independiente junto con algunos directores amigos suyos, llamada Yon ki No Kai, "el grupo de los cuatro mosqueteros" [...] "Dodeskaden" es una película desoladora sobre la miseria y la marginalidad, mucho más compleja y difícil que el anterior cine de Kurosawa. La película [...]  fue un fracaso de taquilla sonado que obligó a disolver la productora Yon Ki No Kai, y que sumió a Kurosawa en una depresión que casi acaba con su vida: al año siguiente, intentó suicidarse cortándose las venas de las muñecas y el cuello. Kurosawa estaba convencido de que no podría seguir dirigiendo porque sus formas no cuadraban ya con el cine moderno. [2]

Si contemplamos el sueño desde esta perspectiva, nos encontramos ante una perfecta descripción de lo que el sueño parece sugerir: un sin salida. Y como dice el hombre entrajado del sueño: "La muerte rápida es mucho mejor que una larga agonía". Una ley que impera, en cierta forma, dentro de la mentalidad suicida.




Desde esta perspectiva se nos hacen más claros los personajes del sueño. El hombre entrajado aparecería como el hombre que se define en función de su trabajo, de su obra o de su ideología y que, una vez estos chocan con la realidad caracterizan decisiones como las del suicidio en respuesta a la carencia de sentido, o al sentimiento de culpabilidad y remordimientos que invade entonces su vida. Representaría al Kurosawa que, un poco al estilo de Bergman, nos diría que su vida la ha definido su obra y que, la una sin la otra no se sostienen. La joven madre nos muestra su desesperación ante el no futuro de sus hijos. Recordemos que el arquetipo del niño esta vinculado al futuro y al desarrollo de potenciales. Dice Jung:

Un aspecto fundamental del motivo del niño es su  carácter de futuro. El niño es futuro en potencia. Por eso, la aparición del motivo del niño en la psicología del individuo suele significar una anticipación de desarrollos futuros, aunque a primera vista parezca tratarse de una formación retrospectiva. La vida, no hay que olvidarlo, es un transcurrir, un fluir hacia el futuro, y no una marea en retroceso [...] Esto corresponde exactamente a las experiencias de la psicología del individuo, que muestran que el "el niño" prepara una futura transformación de la personalidad. [3]

El no futuro de esos niños no es mas que el no futuro creativo de Kurosawa que implica el riesgo, como ocurrió en realidad, de depresión e incluso de muerte, como lo intentó a través del suicidio.

El joven del sueño representa el yo del sueño de Kurosawa, y se nos muestra como un yo desorientado y confuso, como probablemente le ocurrió a Kurosawa en estos años terribles de América y de su posterior vuelta al Japón. En una encrucijada suele ser un mal asunto no decidir y quedarse inmóvil o indeciso o, peor aún, negar la realidad. Representaría esta parte que si no se da cuenta de la situación de una manera adecuada corre el peligro del derrumbamiento. El sueño, en este caso se constituiría en lo que Jung definió como sueños anticipatorios:

El sueño anticipatorio tiene lugar cuando la actitud consciente es "claramente insatisfactoria"; demuestra como podría producirse el necesario desarrollo, o las consecuencias de proceder según el curso actual de los hechos. [4]


Desde ese punto de vista, la explosión de la central nuclear del sueño la podemos considerar un equivalente del desequilibrio psíquico entendido como el conflicto que implica vivir ciertas cuestiones perdiendo de vista la importancia de la vida por sí misma. La destrucción del Monte Fuji implicaría, en el sueño, la imposibilidad de la "llegada a la luz", o su transformación en una luz destructiva que, junto a la radioactividad, impedirían cualquier posibilidad de renovación ni renacimiento espiritual.


El monte Fuji en rojo.

Afortunadamente, Kurosawa sobrepasó este momento, y contando con la ayuda del productor ruso Serguei Guerasimov, rodó la gran película "Dersu Uzala"que le devolvió a la palestra del cine. Posteriormente, directores como George Lucas o F. F. Coppoda también le ayudaron, y así rodó  dos grandes película: Kagemusha y Ran; y Steven Spielberg produjo "Sueños". Es interesante porque la posterior producción de Kurosawa, "Rapsodia en Agosto" y "Madadayo", se dirigirán hacia el espíritu que se nos muestra en el último sueño "El pueblo de los molinos", en las que imperan la vida sencilla y la Naturaleza.

___________________

Para acabas dejo el video del sexto sueño: http://www.dailymotion.com/video/x35z472

___________________

[1] Boletín Acia. Monte Fuji. Un símbolo de la cultura japonesa: http://www.acia.com.mm/monte-fuji-un-simbolo-de-la-cultura-japonesa/
[2] Kurosawa, Toshiro. Un visionario del séptimo arte. Akira Kurosawa. Una breve introducción a su obra. Tijeretazos (Postrizinyi). Revista de literatura y cine.
[3] Jung, C. G. Acerca del arquetipo del niño en OC Vol. 9/1 Los arquetipos y lo inconsciente colectivo, Ed. Trotta,  par. 278 
[4] Mattoon, Mary Ann. El análisis junguiano de los sueños. Ed. Paidós, pág. 166
___________________

ANÁLISIS DE LOS OTROS SUEÑOS DE KUROSAWA.



Pulsa aquí para acceder a la página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario